Главная » Desarrollo infantil » Al borde de la ficción: el parto más inusual de 2014

Al borde de la ficción: el parto más inusual de 2014

Al borde de la ficción: el parto más inusual de 2014

El primer niño nacido en el mundo después de un trasplante uterino nació en septiembre en el Hospital Universitario de Gotemburgo en Suecia. Este evento fue un verdadero avance en la medicina. De hecho, desde que se realizó el primer trasplante de útero en el mundo en 2002, ni un solo intento de implantar el embrión ha dado como resultado el nacimiento de un niño. «Baby-sensation» recibió el nombre de Vincent, que en latín significa «ganar».

Su madre, una residente de Suecia de 36 años, cuyo nombre se mantiene en secreto, tiene un útero y un riñón debido a una anomalía genética rara, pero hay dos ovarios sanos. En 2013, la mujer fue trasplantada con un útero, cuyo donante era un amigo de la familia de 61 años que ya tenía dos hijos adultos. Contrariamente a la ansiedad de los médicos, el embarazo fue mucho más tranquilo de lo que uno podría esperar, y el niño creció normalmente.

En la semana 31, su madre tuvo una cesárea. El peso del bebé era de 1,8 kg, lo que es bastante natural para este período. Ahora Vincent se está desarrollando bien y no es diferente de otros bebés nacidos de una manera menos complicada.

Este nacimiento milagroso da la esperanza de conocer la alegría del embarazo y el parto a miles de mujeres que no tienen útero desde el nacimiento (pero tienen ovarios) o que han sido extirpadas debido al cáncer y otras enfermedades.

Al borde de la ficción: el parto más inusual de 2014

La residente de California, 28 años, Vanessa Cervantes se convirtió en la madre de este gigante. Su hijo Andrew Jacob Cervantes nació el 16 de enero con un peso de 6 kilogramos de 860 gramos y una altura de casi 61 centímetros.

El bebé nació con cesárea de emergencia en la semana 39 del embarazo. Las «dimensiones» del hijo, aunque sorprendieron a sus padres, no fueron una completa sorpresa, ya que los dos hijos mayores de la familia también nacieron con un peso de más de 4 kg. Sin embargo, sin la tecnología médica moderna, el nacimiento próspero de un niño tan grande sería imposible. Los “gigantes” recién nacidos a menudo tienen graves problemas de salud que recientemente se consideraron incompatibles con la vida.

Así, el poseedor del récord del hemisferio occidental, que apareció en Canadá en 1879 con un peso de casi 10,5 kg, vivió solo 11 horas. Las perspectivas para el pequeño Andrew también podrían estar tristes, porque nació con problemas respiratorios graves.

Afortunadamente, el recién nacido fue cargado de inmediato en el avión y llevado a la clínica de niños grandes de Loma Lind, donde recibió tratamiento.

Al borde de la ficción: el parto más inusual de 2014

La medicina moderna es un ejemplo asombroso de la habilidad de los médicos y la valentía de los pacientes. Otra prueba de esto es la británica Sarah Pierce, de 29 años, la primera mujer en el mundo que logró convertirse en una madre con riñones prácticamente no funcionales. El funcionamiento normal de este cuerpo es crucial para el desarrollo del embarazo; En las enfermedades renales, el riesgo de complicaciones graves para la madre y el niño es muy alto.

En la vida de Sarah ya había un ejemplo trágico de esto: su primer hijo nació 3 meses antes de tiempo y murió 4 semanas después del nacimiento. El hecho de que una mujer pueda concebir de nuevo y soportar dos hijos a la vez es un caso único.

Sarah ha sufrido una patología renal grave desde que nació, y en los últimos 10 años se vio obligada a someterse a diálisis tres veces por semana, un procedimiento para limpiar la sangre de toxinas (una tarea que normalmente realizan los riñones). Las gemelas nacieron el 1 de julio por cesárea, en la semana 32 de embarazo. Inmediatamente después de dar a luz, el pequeño Henley necesitaba ventilación mecánica, y su hermana Harper estaba sorprendentemente feliz.

Una joven madre está segura de que fue la niña quien apoyó a su hermano y lo ayudó a nacer.

El 6 de octubre de 2014 comenzó para la británica Claire Evans de 24 años como el día más común, y terminó con … el repentino nacimiento de una hija. A los cinco minutos mi madre ni siquiera sospechaba del embarazo. Al sentir un dolor en el estómago, llamó a su terapeuta y él le aconsejó que acudiera a un cirujano para descartar una infección renal.

Cuando la mujer llegó a la estación de ambulancia, retiró el agua y el médico descubrió que el cuello uterino tenía 9 cm de ancho. Apenas media hora más tarde, en la sala de tratamiento, Claire dio a luz a una niña que pesaba 2600 g. El evento fue una sorpresa para la joven, porque No noté ningún signo de embarazo: ni náuseas ni un vientre en crecimiento. La historia podría haber parecido increíble si no fuera por los anticonceptivos modernos: los dispositivos intrauterinos a largo plazo y los implantes subcutáneos pueden causar el cese de la menstruación.

Dado que están programados para un máximo de 5 años, una mujer olvida durante mucho tiempo qué son los «días críticos» y, en el caso de un «fallo de encendido», puede entrar en un estado de embarazo sin darse cuenta.

Al borde de la ficción: el parto más inusual de 2014

El niño, nacido en Perm el 11 de septiembre, difícilmente se habría dado a conocer a toda Rusia si no fuera por el nombre que sus padres decidieron darle. El recién nacido se llamaba … lucifer.

Los padres del niño, Constantine y Natalia Menshikov, son satanistas. Reflexionaron sobre la posibilidad de un nombre tan inusual incluso antes del nacimiento del niño, pero mi madre finalmente confirmó su elección durante el parto.

El proceso fue muy difícil, y ella prometió que si el bebé sobrevivía, se llamaría Lucifer. Ni en el pasado soviético reciente ni en el pasado pre-soviético, tal situación hubiera sido impensable, pero en el siglo XXI el nombre «diabólico» no creó ningún problema para los padres con cuerpos oficiales.

Es cierto que las noticias aparecidas en los medios de comunicación provocaron la indignación de los creyentes y los cosacos locales. Pero los sacerdotes ortodoxos eran menos categóricos y recordaban la existencia del cristianismo de san Lucifer en el cristianismo: era el obispo de Cerdeña y vivió en el siglo IV d. er Sí, y los padres jóvenes dijeron que le darían libertad de acción al hijo y que podrá cambiar su nombre a la edad de 14 años, si lo desea.

Nacimientos a una altura de 6000 metros, esto solo es posible en nuestra era tecnológica. El 7 de mayo, de esta manera «sublime», aparecieron dos bebés a la vez.

Los gemelos nacieron justo a bordo del avión An-24 en ruta desde Zyryanka a Yakutsk. Su madre, Irina Vasilkova, de 25 años, media hora después del despegue, rompió las aguas y comenzaron las contracciones.

Durante las restantes una hora y media de viaje, nació la primera niña, y después de 15 minutos su hermana. Afortunadamente, la futura madre estuvo acompañada por la partera Elena Sleptsova, quien recibió el parto con la ayuda de la azafata Christina Kondratieva y un pasajero que sostenía una manta sobre la mujer como pantalla.

En la rampa, los médicos se reunieron con la madre con los recién nacidos y los llevaron al hospital. Todos los participantes de estos partos extremos estaban en perfecto orden.

La compañía Polar Airlines, propietaria de la aeronave, como regalo de cumpleaños, presentó a los gemelos un certificado para vuelos gratuitos en la ruta Yakutsk-Zyryanka-Yakutsk hasta la mayoría de edad.

Al borde de la ficción: el parto más inusual de 2014

El pequeño Chanel Marrish de la ciudad británica de Siquem nació con una estrella de la suerte, al contrario del diagnóstico que le hicieron a la niña ya en la semana 20 del embarazo de su madre. El 24 de febrero, un cirujano realizó un milagro después de realizar una operación única de corazón abierto en los primeros minutos después del nacimiento.

Las posibilidades de que la niña naciera viva eran tan pequeñas que a sus padres, Faye y Michael Marrish, se les ofreció dos veces para terminar el embarazo. Su hija encontró un síndrome hipoplásico del corazón izquierdo, debido a que solo la mitad del órgano funciona normalmente. Esta patología ocurre en 1 de cada 3 millones de niños.

Hace algunas décadas, los métodos de tratamiento quirúrgico de tales pacientes simplemente no existían, e incluso ahora tales operaciones pertenecen a la categoría más alta de complejidad. Los médicos instalaron un diseño especial en el corazón de la niña, un stent que le permitió vivir una semana antes de la siguiente operación de 7 horas.

El bebé resultó ser un verdadero luchador y valientemente pasó por todas las etapas del tratamiento y la recuperación. «Los milagros suceden», escribieron sus padres en la página de Facebook de su hija.

О admin

x

Check Also

¿Y el regalo traído?

Desde el trabajo, ves la misma imagen: el niño no corre hacia ti, sino … hacia tu bolsa. Se siente ...

Sin dudarlo: sobre las hemorroides.

Los expertos en hemorroides llaman estiramiento demasiado fuerte de las paredes de las venas del recto y el ano, el ...

¿Necesito lavar juguetes?

Los juguetes brindan al niño no solo alegría, sino también grandes beneficios, porque lo ayudan a desarrollar sus habilidades e ...

Gimnasia para niños hiperactivos.

Recientemente, nos encontramos cada vez más con niños cuya actividad física va más allá del concepto de solo un niño ...