Главная » Desarrollo infantil » Características de la edad: de uno a dos.

Características de la edad: de uno a dos.

Características de la edad: de uno a dos.

Incluso si el niño aún no ha hablado, ya es bastante capaz de explicar lo que quiere con gestos o sonidos. A esta edad, los niños pueden señalar con el dedo el objeto deseado, sacudir la cabeza en respuesta, demostrar dónde y qué tienen dolor.

Después de un año, el niño desarrolla intensamente el habla, hay muchas sílabas y luego palabras. Primero, el ritmo del habla es lento y el vocabulario es pobre, pero la situación cambia muy rápidamente. Cada semana, el niño se está volviendo más y más consciente, aprendiendo a comparar lo que escuchó con lo que vio, cumple con las solicitudes simples y comprende las prohibiciones.

De 1 año a 1 año y 3 meses en niños prevalece el llamado balbuceo, que puede expresarse en monólogos completos. Desde aproximadamente 1 año 3 meses hasta año y medio, el número de palabras aumenta y disminuye el balbuceo.

Después de 1 año, 6 meses a 2 años y la cantidad de palabras y la calidad de su pronunciación mejoran notablemente. Aunque la mayoría de las veces el habla de los niños es comprensible solo para los parientes cercanos.

Poco a poco, el bebé descubrirá cada vez más fenómenos y objetos nuevos, comenzará a asimilar sus nombres y, en cierto momento, el vocabulario «pasivo» acumulado se volverá «activo»: el niño comenzará a hablar con frases y oraciones, mejorando su habla y pronunciación con cada frase.

Como el bebé aún no habla y no puede expresar sus sentimientos, su decepción se expresa en acciones. Por ejemplo, al estar molesto, el bebé puede caer al suelo y golpearse con las piernas y las manos, gritando con todas sus fuerzas. O airadamente tirar el juguete al suelo.

Así el niño expresa su descontento. Si no quieres reforzar ese comportamiento negativo, nunca sucumbas a las provocaciones y no te apresures a cumplir con los requisitos del niño, si tan solo se calmara.

Características de la edad: de uno a dos.

Algunas personas piensan erróneamente que un niño es una hoja de papel en blanco en la que puede escribir cualquier cosa. Pero, de hecho, el temperamento y el carácter se forman incluso en el útero, y a la luz de una miga aparece con ciertas cualidades personales. Observando cuidadosamente al bebé, puede (aunque con gran dificultad) adivinar algunos aspectos del carácter del bebé.

Después de un año, estas fiestas se delinean cada vez más a medida que el niño comienza a comunicarse con otros niños y adultos y se enfrenta a situaciones en las que se manifiesta. Durante este período, uno puede notar lo que se le da al niño fácilmente y lo que es difícil, y comprender cuánto puede adaptarse el bebé a las nuevas condiciones. Los padres encuentran cada vez más la similitud del carácter del niño con el suyo, ven un reflejo de sus rasgos, mientras sienten un sentimiento de unidad y orgullo.

Pero es muy importante tener en cuenta los rasgos individuales del niño mismo. Esto ayudará a comprender mejor al niño, educar de manera competente, desarrollar cualidades sólidas y revelar talentos.

Después de la edad de un año, muchos bebés comienzan a mostrar interés en la música: les encanta escuchar canciones, tratar de cantar, bailar al ritmo de la melodía. Durante este período, canciones relevantes, poemas, poemas y, después de un año y medio, y cuentos sencillos y cortos. Significativamente enriquecido en el segundo año de vida y la naturaleza de la actividad del juego.

El niño comienza a «alimentar papillas» de muñecas y ositos de peluche, se peina frente al espejo, «lee» un libro o una revista, imitando a los adultos en todo.
Con el tiempo, los juegos se vuelven más complejos, los niños se vuelven adictos a los juegos de rol, por lo que para los dos años puedes comprar un teatro de títeres de mesa, donde puedes mostrarle a tu hijo ideas de las escenas que él conoce, haciendo que el niño participe gradualmente en la obra. La lectura, el canto, las representaciones teatrales pueden convertirse en una actividad interesante y fascinante, si las consideramos como un proceso creativo que puede afectar tanto el desarrollo mental como el mental y la actitud del niño.

Es hora de que los padres utilicen la imaginación en juegos y actividades conjuntas con niños.

Características de la edad: de uno a dos.

¿Cuándo fue la última vez que viste caer una hoja de un árbol y caer al suelo? ¿O vieron cómo caen gotas de lluvia desde el techo y el sol se pone sobre el horizonte?

No hemos notado tales alegrías puras por mucho tiempo. Y para un bebé, el canto de los pájaros o la caída de las hojas es un descubrimiento increíble.

Los niños del primer año de vida son sorprendentemente valerosos, curiosos e incansables buscadores de aventuras que resuelven los misterios de la vida, establecen las razones de la ocurrencia de ciertos fenómenos y eventos. Los niños son impresionables y abiertos a todo lo nuevo, inexplorado, increíble.

Cuando hablas de cerca con un niño pequeño, de repente te das cuenta de lo interesante que es nuestro universo, aprendes de nuevo a regocijarte en las cosas más simples y, nuevamente, empiezas a creer en un milagro.

Por supuesto, antes sabías que el bebé te ama, pero ahora el niño puede expresar vívidamente su actitud: cuando te ve desde lejos, el pequeño corre hacia los corrales; No puedo dormir sin un beso por la noche; Reúnete y trata de consolarte cuando estés molesto. A esta edad, los niños ya entienden y sienten la relación entre los adultos y, aunque a nivel verbal aún no pueden expresar sus emociones, bien pueden expresarlas a través de sus acciones.

A veces los niños pequeños se asombran de su perdón. Mamá regaña y castiga al bebé, y él inmediatamente corre hacia ella para consuelo.

Los padres muestran una severidad excesiva o una injusticia en relación con el niño, y mamá y papá siguen siendo lo mejor para él. Esta es una asombrosa pureza infantil, la espontaneidad, la amabilidad a veces es incomprensible para los adultos, es difícil apreciarla, pero esto es lo que nos cautiva en los niños.

Características de la edad: de uno a dos.

Todos amamos las buenas bromas. Y es especialmente agradable cuando nosotros mismos estamos bromeando con éxito, elevando el ánimo de los demás y convirtiéndonos instantáneamente en el centro de atención.

Nos da un sentido de autoestima, de importancia. Al comunicarse con un niño pequeño, esta atención y una risa alegre son más fáciles de lograr.

A un niño de un año se le puede hacer reír con cosas pequeñas, por ejemplo, con pantalones cortos en la cabeza o hablando en un zapato, como en un teléfono: el bebé se llenará de risa por cualquiera de esas payasadas. El «secreto» del humor de los niños radica en el hecho de que los niños pequeños delinean claramente el mundo, aprenden las «reglas» de la vida, ponen todo en los estantes, y cuando algo extraordinario sucede fuera del alcance de lo común, los hace reír. Es por eso que los niños comienzan a reírse desinteresadamente cuando alguien tropieza y se cae con un columpio en un charco. Además, después de un año, los propios niños están tratando de hacer reír a sus padres y compañeros, a menudo yendo más allá de los límites de lo permitido, la farsa y el vandalismo.

Entonces, puede poner al niño en la cama y, después de 10 minutos, ver que él tiró toda la ropa de cama y se puso de pie, sonriendo. El niño decidió bromear y animarlo. Para un niño, la sonrisa y la risa de los padres es el mayor elogio.

Por lo tanto, trate de sonreírle al niño con más frecuencia, no tenga miedo de reír y jugar con él. Pero también observe los límites: es imposible convertir la colocación en una farsa.

Hay tiempo para juegos, y hay tiempo para cosas serias.

A menudo, después de un año, se vuelve más difícil acostar a un bebé. Para un bebé, el sueño es separarse de sus padres, una separación que él comienza a resistir. Por lo tanto, a veces la hora de acostarse se convierte en un campo de batalla.

Trate de observar el régimen y los rituales nocturnos: bañe al bebé, lea un cuento de hadas para pasar la noche, cante una canción, siéntese en un abrazo durante unos minutos y luego póngala en la cuna. Así que acostarse será menos doloroso.

En general, el período de uno a dos es una increíble edad tierna, que pronto pasará. Por lo tanto, disfrute y disfrute de los días brillantes con el bebé, porque estos recuerdos los lleva a lo largo de la vida.

О admin

x

Check Also

¿Y el regalo traído?

Desde el trabajo, ves la misma imagen: el niño no corre hacia ti, sino … hacia tu bolsa. Se siente ...

Sin dudarlo: sobre las hemorroides.

Los expertos en hemorroides llaman estiramiento demasiado fuerte de las paredes de las venas del recto y el ano, el ...

¿Necesito lavar juguetes?

Los juguetes brindan al niño no solo alegría, sino también grandes beneficios, porque lo ayudan a desarrollar sus habilidades e ...

Gimnasia para niños hiperactivos.

Recientemente, nos encontramos cada vez más con niños cuya actividad física va más allá del concepto de solo un niño ...