Главная » Desarrollo infantil » La falta de problemas con el niño también es un problema.

La falta de problemas con el niño también es un problema.

La falta de problemas con el niño también es un problema.

No tengo ningún problema con el embalaje. No me siento alrededor de mi hijo por las tardes.

¡Se duerme casi instantáneamente, y le cuesta poner la cabeza en la almohada!

Por que se hace feliz ¿Quién no sueña con dormir tranquilamente toda la noche sin levantarse de vez en cuando con un niño que llora?

Muchos padres pueden envidiarte. Y si el pequeño tot despierto se ve bien descansado, alegre, receptivo y eufórico, es seguro decir que no hay motivos para preocuparse.

EN QUE CUADRADO. Pero si el bebé se apaga rápidamente por la noche y se levanta por la mañana con gran dificultad, entonces vale la pena considerarlo. Cuando un niño se vuelve caprichoso y quejumbroso temprano en el curso del día, por la tarde su coordinación se ve perturbada y hay una fuerte disminución de la actividad, a menudo bosteza y se frota los ojos, lo que indica una falta de sueño.

A pesar de la falta de problemas para conciliar el sueño, lo más probable es que el bebé experimente una aguda falta de sueño y claramente lo esté sufriendo. A partir de los 5 años, es vital dormir entre 12 y 13, y algunos durante 15 horas al día, desarrollarse bien, mental y físicamente.

LO QUE DEBE PAGAR LA ATENCIÓN. Algunas personas se duermen a las 21.00 y se despiertan temprano, otras se despiertan hasta altas horas de la noche y se despiertan más cerca de la cena.

Los niños también tienen un reloj incorporado con ciclos individuales de sueño y despertar. Es posible que estos ciclos no coincidan con los hábitos establecidos de quedarse dormido / despertar a otros miembros de la familia.

Puede que el niño ya esté listo a las 20.30 para un descanso de una noche completa, pero los niños mayores todavía están muy activos, mi padre acaba de llegar del trabajo, mi madre está demasiado ocupada preparando el almuerzo para mañana, y este es el precioso momento que ya se perdió. Entonces, día tras día, el reloj interno del bebé está en conflicto con la vida familiar en su casa. Pero peor aún, incluso si el despertar no coincide con la necesidad real del niño.

Los niños se queman rápido, y esto debe ser considerado. Al prestar mucha atención al desarrollo intelectual completo de las migajas, no es necesario sacrificar las actividades de los niños y, por lo tanto, la salud emocional de las migajas.

Se sensato

Los niños cansados ​​se duermen fácilmente y es probable que su bebé le dé señales de que está listo para dormir durante el día. Pero si pierde el momento en que aparecen los signos de fatiga, el bebé puede caer fácilmente en un estado de exceso de trabajo y luego no podrá quedarse dormido cuando finalmente lo acueste. Por lo tanto, intente un par de días para apilar al bebé a las 20.00.

¿A qué hora se duerme? Si ambos días sucedió solo a las 21.00, significa que la próxima vez comenzará a acumularse a las 20.30.

Y si el tiempo de quedarse dormido sigue siendo el mismo, entonces este es el momento más adecuado. Por la mañana, marque la hora en que el bebé se despierta (él mismo).

Si observa el comportamiento de su bebé durante una semana o dos, entonces puede hacer un buen horario de sueño diurno y nocturno para él.

La falta de problemas con el niño también es un problema.

Mi bebé come todo sin caprichos y, a menudo, incluso pide suplementos.

Por que se hace feliz Un buen apetito en un niño es un indicador de desarrollo normal, actividad física suficiente y salud. Y depende de muchos factores: la intensidad del crecimiento, la temporada, el estado de ánimo del niño.

Debe recordarse que la necesidad de alimentos en cada persona, incluida una pequeña, es estrictamente individual, y no hay nada de malo en el hecho de que su bebé más pequeño coma un poco más que uno mayor. Por supuesto, un buen apetito en la mesa es necesario, tanto más si una migaja ama la comida sana y saludable.

EN QUE CUADRADO. Pero pocos saben que un signo de ciertos problemas en un niño puede ser tanto el apetito malo como el bueno. Si el bebé come más de lo normal, puede indicar un malestar psicológico.

Un niño puede tener el hábito de «morder» el aburrimiento, la ansiedad, el estrés, comer mientras ve caricaturas frente al televisor e incluso en la cama, comiendo fuerte varias veces al día y aún «saltando» entre las comidas. O, por ejemplo, cuando en la familia se presta demasiada atención a la nutrición del niño, el bebé, sin saberlo, puede comenzar a comer mucho si carece de caricia de los padres.

Él hará esto para atraer atención positiva hacia sí mismo, para «complacer» a su madre o abuela.

A veces, una niña activa y ágil, que come muy poco al mismo tiempo, debe causar menos ansiedad que una niña pequeña con cuerpo, sentada todo el día en casa bajo la supervisión de su abuela y con un excelente apetito.

En nuestro país, en un momento dado, se difundió el mito de que el bebé gordo y rubicundo es un bebé sano. Por el contrario, el exceso de peso es una amenaza para la salud de los niños. Se establece que el sobrepeso acumulado en la primera infancia, constituye una predisposición a la obesidad en general.

Estos bebés tienen una resistencia reducida a las infecciones, un aumento de la presión arterial, la diabetes mellitus a menudo se desarrolla, la postura se altera y, a menudo, hay una curvatura de las piernas y los pies planos.

LO QUE DEBE PAGAR LA ATENCIÓN. Es necesario eliminar completamente la alimentación «a cualquier costo». El apetito es, después de todo, no solo el deseo de comer, es un reflejo de la disposición del cuerpo para digerir los alimentos.

La consecuencia es obvia: gran parte de los alimentos consumidos «a través de la fuerza» no se digiere y asimila realmente.

Tenga cuidado de evitar los bocadillos entre las comidas y, especialmente, tomar bebidas azucaradas. Trate de reducir la ingesta calórica de los alimentos.

No es necesario complacer a todos los caprichos del bebé; mejor, ofrézcale la oportunidad de elegir entre alimentos saludables y equilibrados.

La falta de problemas con el niño también es un problema.

¡Mi sobrino tiene tres años y se puso de mal humor después del nacimiento de su hermana! Está terriblemente celoso de su madre, camina sobre sus talones y le pide que lleve a la hermana pequeña al hospital.

Gracias a Dios, no tengo tales problemas: mi hija simplemente adora a su hermano menor.

Por que se hace feliz En casi todas las familias donde hay más de un hijo, los padres experimentan celos infantiles.

Puede manifestarse en agresión hacia el niño más pequeño, en rabietas constantes, negarse a dormir durante el día, llorar, tener mal humor en la comida y muchas otras cosas.

Pero, ¿qué pasa si no observas ninguna manifestación de celos: el niño es dulce y amable, cuida de los más jóvenes, lo besa y lo abraza? Cualquier padre sueña que sus hijos están atados por fuertes lazos fraternales, y él está muy preocupado si tales sentimientos no se manifiestan.

EN QUE CUADRADO. A menudo, los celos de los niños no ocurren de inmediato. Y a veces no se manifiesta externamente.

El bebé se ve muy bien, al mismo tiempo que experimenta una tragedia interna: esta forma de celos infantiles es más difícil y más peligrosa que en los casos en que el niño lo demuestra abiertamente. Por supuesto, el grado en que los celos de los niños se manifestarán depende mucho de los que están cerca de ellos. Con el comportamiento correcto de mamá y papá, se pueden minimizar los celos e incluso se puede lograr la voluntad del primogénito de cuidar de un hermano o hermana menor.

Pero incluso en este caso, los celos pueden surgir en cualquier momento. Los padres, viendo el afecto del anciano por los más jóvenes, concluyen que el problema de los celos ha pasado por alto a su familia y se relajó.

Las madres forman ciertas expectativas de acciones y reacciones de los «mayores» en relación con los «más jóvenes», que deberían aparecer como algo dado y ya no dependen de los buenos impulsos o estados de ánimo de los primogénitos. Pero todos los niños son impulsivos, se cansan rápidamente y no se adaptan para nada a las actividades de los adultos.

La carga de esta responsabilidad a veces resulta demasiado pesada para una persona pequeña, y entonces tendrá una mayor ansiedad. Mamá a menudo es infeliz, molesta, ¿por qué? Y los niños tienden a culparse a sí mismos.

A veces es mejor si los celos de los niños se reflejen de alguna manera en forma de arrebatos emocionales, caprichos y rabietas. Si un niño mantiene dentro su ansiedad, no dejándolos salir, definitivamente afectará su salud física y mental. De repente, puede tener un trastorno del sueño o varios temores, por lo general, un niño comienza a doler, tartamudear o retroceder.

Se sabe que debido a la ansiedad interna oculta, los niños tienen estreñimiento severo, diátesis severa, eccema y otros problemas que no están relacionados con el mal comportamiento. Hay una razón: esta es la falta de atención previa. A veces, superpuestos a la crisis de un niño de tres años, los celos y la ansiedad de un bebé se abren con especial urgencia.

LO QUE DEBE PAGAR LA ATENCIÓN. No te pierdas estas señales. No te olvides de los sentimientos por los que está pasando tu hijo mayor.

Trate de darle al niño mayor la mayor parte de la atención. Por que

El recién nacido no notará la diferencia, y el niño mayor necesita desesperadamente su amor y apoyo. Las necesidades físicas del recién nacido ciertamente requieren satisfacción, pero ahora es igualmente importante que usted también satisfaga las necesidades emocionales del bebé mayor.

Asegúrate de que los hermanos y hermanas menores no carguen demasiado al mayor, si es necesario, prepárate para defender su espacio personal y sus pertenencias personales.

La falta de problemas con el niño también es un problema.

Estoy convencido de que un niño histérico no es una “crisis de tres años”, sino un problema de los padres que lo permiten. No hubo crisis con mi hijo, y no habrá crisis: tengo un hijo callado y obediente.

Por que se hace feliz Todos saben que una crisis de dos o tres años es un período muy difícil para muchos padres. El niño se vuelve terco, con voluntad propia.

Las constantes disputas con el niño molestan, noquean. Pero si no hay tales problemas con su bebé, esta es una buena noticia para los padres.

EN QUE CUADRADO. Sí, los cambios no son los más agradables, a veces incluso sucede que el mismo bebé, primero a la edad de un año y medio, y luego a la edad de tres años, son dos personalidades diametralmente opuestas. Los cambios ocurren tan rápidamente y en una dirección tan «desagradable» que algunos padres concluyen que en algún lugar en el que se han perdido algo en la educación, han dado demasiado amor y no han recibido suficiente disciplina.

Un tirano tan empedernido creció que simplemente se libra de padres pobres y confundidos. Sin embargo, los adultos no tendrán tiempo de recuperarse de estos cambios, ya que el «motín en el barco» comienza a desaparecer gradualmente. El fuerte crujido de la cáscara se desploma, y ​​un joven incipiente en ciernes «escotillas» hacia el exterior.

Esta etapa es muy importante, el niño enseña a los padres nuevos conceptos básicos de diplomacia, construye una línea de comunicación completamente diferente, declarando su autonomía, independencia e independencia. Solo necesita tu apoyo, un poco de seguro y mucha paciencia y amor de tus padres.

Sin embargo, la crisis del período de tres años no siempre ocurre tan violentamente. Todos los niños son diferentes. Hay personas coléricas emocionales.

Y hay complacientes flemáticos, tranquilos, obedientes, que se desarrollan sin problemas e imperceptiblemente en su nueva imagen, de ninguna manera, sin molestar al idilio de la familia en calma. Incluso los niños divertidos y ruidosos pueden pasar por esta etapa de convertirse en un individuo sin tener batallas serias con sus padres. Lo principal para nosotros no es cuán notables, la crisis de tres años pasa rápida y destructivamente.

Para nosotros, es de gran importancia que, una vez que caduque, recibamos a un niño independiente, seguro y con una voluntad bien desarrollada.

Pero sucede que esto no sucede: el bebé sigue siendo dependiente, inseguro, no independiente, aunque obediente, tranquilo, dócil y muy conveniente para los padres cuando tiene 4 y 5 años. Para una crisis de tres años, el nacimiento de un nuevo sentido del «yo» es decisivo, el entendimiento de que «yo» es una persona individual que puede ella misma desear, decidir, aprender, establecer metas y alcanzarlas. El niño que no pudo romper el muro de la dura autoridad de sus padres y no sobrevivió a esta etapa de crecimiento personal y separación de mamá y papá, permanece en la sumisión en adultos, tratando de continuar cumpliendo con los requisitos de los padres y siguiendo sus instrucciones.

Su vida está regulada por otras personas, a menudo sin tener en cuenta sus opiniones y deseos.

LO QUE DEBE PAGAR LA ATENCIÓN. Ayude al niño a formarse un pensamiento independiente del impuesto desde afuera. Una persona que tiene una opinión no puede ser constantemente obediente, y los padres deben entender esto. Las emociones negativas no son emociones prohibidas; no hay una sola persona que pueda vivir sin ellos, por lo tanto, si surgen, debe poder expresarlos y no conducirlos al interior. Ya hemos hablado acerca de cómo esto afecta negativamente la salud del niño.

Las emociones no desaparecen en ningún lugar, solo necesita enseñar a su hijo en juegos y expresar estos sentimientos negativos en una forma socialmente aceptable en su propio ejemplo positivo: verbalmente («Estoy enojado», «Estoy ofendido»), en gestos (selle su pie, sacuda la cabeza, doble las manos). pecho y cejas).

Ayuda a ser más independiente. Permita que su bebé cometa errores ahora, ante sus ojos. Si un niño en algún lugar se enfrenta a una dificultad o un obstáculo, no necesita apresurarse de inmediato para ayudarlo, a veces solo puede dirigirlo a una decisión, dar una pista, una idea.

Trate de ver a una persona independiente en el bebé de ayer que tenga derecho a seguir su propio camino y ser comprendida. Esto es real solo si expresas un interés genuino en lo que él te dice. Escuche con atención cuando el bebé le diga algo, pregunte nuevamente, esté interesado en los detalles, logre una mayor claridad.

Ayude al niño a ser entendido. La capacidad de transmitir sus pensamientos a otros contribuye al desarrollo de la autoconciencia del niño y mejora su interacción con el mundo.

Asumir el desarrollo de las cualidades de liderazgo de su hijo o hija, en todo caso igualará su autoestima y su carácter. Anime a su bebé a ser el primero en ofrecer actividades, juegos o ideas.

Enséñele a decir «no», esto lo ayudará en el futuro a reaccionar correctamente ante diferentes situaciones, salvándolo de la influencia negativa de otras personas. Y también aprender a defender su posición.

En una disputa, escuche al niño y, a veces, ceda o reconozca su caso.

Para combatir la incertidumbre y la indecisión del niño, haga una serie de situaciones, cuya salida requerirá cierta firmeza y valor, pierda estas situaciones con su hijo repetidamente. Intercambie roles con el niño, discuta los resultados.

Lo más importante: no tome su tiempo y esfuerzo, mientras que este problema es fácil de corregir. Aquí hay algunas situaciones posibles:

  • Saliste al patio y viste que estaban golpeando a tu amigo. Ven al rescate.
  • Realmente quieres jugar con esta máquina, pero otro niño ya la está jugando. Pregúntale a ella
  • Estás muy ofendido por tu amigo. Hacer las paces con el
  • Te ofreces a probar un cigarrillo. Explique su posición.
  • Tu amiga se burla y ofende a la chica. Detente

La falta de problemas con el niño también es un problema.

Tengo hijos completamente diferentes. Una vida fue un cobarde: solo ver a un extraño, inmediatamente se escondió detrás de mí, la otra es muy sociable, feliz de ir a todos en las asas, sin mostrar miedo.

Por que se hace feliz Los niños de dos o tres años a menudo tienen miedo de los extraños. A veces, los padres se sienten avergonzados por una sospecha tan excesiva en la infancia y, por supuesto, esto suele molestar a las personas a quienes se muestra esta precaución.

¡Un bebé alegre, sociable y confiado es tan encantador!

EN QUE CUADRADO. Sin embargo, la falta de sospecha puede ser peligrosa para el niño.

Algunos niños son tan abiertos que fácilmente irán con cualquier extraño que pueda interesarlos en lo más mínimo. Dado que estos niños tienen un sentido limitado de peligro potencial, se debe hacer todo lo posible para protegerlos, para enseñarles a tener cuidado.

QUÉ DEBE PAGAR LA ATENCIÓN. En primer lugar, el bebé no debe estar en la calle sin atención. Debe enseñar al niño a no alejarse de sí mismo o dar un paso en lugares abarrotados, SIEMPRE manténgase a la vista, ¡no hay juegos divertidos de escondite!

Cada padre cariñoso desde el nacimiento le lee cuentos de hadas a su hijo. Y este no es solo un momento agradable que pasamos con nuestros hijos.

Entonces, en colores e imágenes les enseñamos lo que es el bien y el mal. Estas son las primeras lecciones de seguridad.

Tales cuentos, por ejemplo, como «Geese-cisnes», «Kolobok», «Masha y el oso», ayudarán al niño a comprender lo peligroso que es hablar con extraños.

Es difícil para un niño entender que una prohibición de hablar con extraños al mismo tiempo requiere que sea educado en la tienda con el vendedor, para saludar al tío desde el próximo apartamento.

Y sin embargo: nosotros, los adultos, prohibimos que un niño hable con extraños, mientras que nosotros mismos lo hacemos en todos los ojos. Por lo tanto, es mejor inculcar actitudes positivas en el niño desde la posición de «lo que siempre deben hacer» en lugar de desde la posición de lo que está prohibido hacer. Trabaje con el bebé como una regla clara: «Dígale siempre a su mamá (papá) antes de ir a algún lugar con alguien».

Enseñe a su bebé que si alguien le pide ayuda o le ofrece algo para ver, siempre diga: «Primero tengo que pedirle permiso a mi mamá».

No intentaremos enseñarle a su bebé a apreciar los límites del comportamiento decente o indigno de los adultos. Pero podemos enseñarles a decir «no» al comportamiento que pueden entender y apreciar fácilmente: «malos toques», el deseo de llevarlos a algún lugar sin el permiso de su madre o su padre.

Déle al niño reglas simples y no inculque en ellos los miedos. La tarea principal es ayudar al niño a ser más cauteloso y no temeroso. No intimide al niño con las frases «el tío malo de otra persona» o «él lo roba», después de todo, muy a menudo los niños «familiares» para ellos (maestros, adultos que viven al lado e incluso familiares) dañan a los niños.

О admin

x

Check Also

Lo que dirá «días críticos»

La dismenorrea es un término médico para el dolor menstrual periódico asociado con la contracción uterina durante o poco antes ...

El desarrollo de la imaginación artística en los niños.

Antes de que el niño empiece a pintar con pinturas, muéstrele cómo usar el pincel. Vierta cuatro colores primarios de ...

Disparar por las reglas

Los expertos están de acuerdo en que para los niños de un año a 4 años, los zapatos ideales para ...

Sobre niños y animales.

El interés activo en las mascotas despierta en los niños de 5 a 7 años de edad. Por supuesto, lo ...