Главная » Desarrollo infantil » Los caprichos del niño: todo lo que los padres necesitan saber al respecto.

Los caprichos del niño: todo lo que los padres necesitan saber al respecto.

Comencemos con el hecho de que los caprichos y la terquedad en un niño de 2 a 5 años significa una protesta contra el hecho de que no obtiene lo que quiere. Debido a la edad, un niño no puede hacer frente a las emociones negativas y no puede hablarnos de ellas. No hay nada en común con el mimo y la permisividad en los caprichos y la terquedad.

Y hay una incapacidad apropiada para la edad de realizar el estado de uno. «Quiero» un niño se enfrenta a un adulto «imposible» o «imposible». Y para resolver el problema, necesitas entender la razón del capricho.

Además, hay muchas razones para los caprichos, a cualquier edad y en cada situación: son suyos. A continuación se muestra una selección de artículos en los que se consideran diversas situaciones y períodos de edad de los caprichos de los niños. Negativismo, crisis de tres años, manipulación, terquedad e histeria: a qué tiene derecho el niño y cómo se comportan los padres en cada caso:

Los caprichos del niño: todo lo que los padres necesitan saber al respecto.

El significado secreto de los caprichos de los niños.
Cada vez, cuando se enfrentan a obstáculos y dificultades en el camino hacia la independencia, los niños se vuelven indignados y enojados. No pueden expresar la decepción causada por su propia debilidad de una manera diferente. Un angelito en cualquier segundo puede convertirse en un rebelde incontrolable.

Nuestras recomendaciones le ayudarán a alisar esquinas afiladas para comunicarse con el bebé.

El estado de ánimo cambiante en 2−3 años es algo común. Afortunadamente, la situación se estabilizó en 3,5 a 4 años, cuando las habilidades lingüísticas alcanzan un nivel en el que un niño puede expresar verbalmente sus sentimientos. Y mientras su esfera emocional-volitiva aún se está formando, el niño una y otra vez desalienta a sus familiares con cambios repentinos de humor, no sabe cómo ocultar sus sentimientos y no puede controlarlos.

Se niega a acariciar, no desea comportarse cortésmente, actúa en desafío. Enojado, haciendo pucheros, murmurando e irritando, el bebé se libera de la energía negativa.

Es un poco como una olla a presión, que, bajo presión, continuamente produce vapor extra.

Los caprichos del niño: todo lo que los padres necesitan saber al respecto.

Diez recetas de caprichos y rabietas infantiles.
Arrebatos de ira, torrentes de lágrimas, tristeza inconsolable y repentinos cambios de humor: las emociones fuertes de los niños nos hacen perder el equilibrio. ¿Cómo lidiar con ellos?

¿Enojado, acariciar a un niño, esperar a que pase, o simplemente darse por vencido?

Lo primero que debe aprender cada padre: capricho, capricho, conflicto. Es muy importante poder distinguir el «dolor» del niño real de los caprichos y comportarse en consecuencia.

Hay un capricho como simple obstinación, presión emocional sobre un adulto, un intento de obligar a los padres a hacer lo que el niño quiere. Llorar, gritar y patinar en el piso puede ser un intento de obligar a los padres a comprar un juguete, a arreglarlo para que no se lo envíe al jardín de infantes o se lo lleve a casa desde el patio de recreo.

El niño está «presionando una lágrima de sí mismo», buscando lo que desea de usted.

Pero hay otros estados de ánimo causados ​​por el hambre, la enfermedad, la fatiga, la ansiedad, la falta de sueño, la sobreexcitación. El bebé puede enojarse o llorar amargamente cuando no funciona o no puede ser comprendido.

Los caprichos del niño: todo lo que los padres necesitan saber al respecto.

Niño caprichoso: ¿qué deben hacer los padres?
Tarde o temprano, todas las madres y padres escuchan por primera vez el categórico «¡No quiero!» De sus migas suaves y agradables. A veces se acompaña solo de labios carnosos y, a veces, de pisadas y un mar de lágrimas.

¿De dónde viene el pequeño nechochuhi y cómo seguir con ellos?

La negativa del niño a hacer algo y la negación de cosas obvias a menudo deduce a los padres de sí mismos: «¿Por qué el niño se puso de mal humor?». Es importante ver algo más importante que la simple obstinación a tiempo para el “no” de los niños, “no quiero” y “no lo haré”.

«El período de protesta en los niños comienza entre los 2 y los 2,5 años de edad y está asociado con una de las etapas más importantes de su desarrollo», explica la psicóloga Alena Kazantseva. — En la literatura pedagógica, se la denomina “crisis del negativismo” o “la crisis de los tres años”.

Los caprichos del niño: todo lo que los padres necesitan saber al respecto.

No nos enojemos: ¿cómo hacer frente a la histeria infantil?
Tarde o temprano, todos los padres se enfrentan a esto. Los estados de ánimo y las rabietas de los niños se explican por las peculiaridades de la etapa adulta, las necesidades cambiantes del niño y, por lo tanto, podemos reaccionar de diferentes maneras.

De uno a tres años, los niños comienzan a aprender gradualmente a expresar sus emociones y controlarlas, adaptándose a un mundo en el que, como resulta, no se puede recibir todo lo que se desea. La comprensión de que no es omnipotente, así como una gran cantidad de información nueva, se convierte en una prueba para el niño.

Y para pasarlo, es necesaria la ayuda de los padres. «Por lo general, el período del» arco histérico «como reacción a la incapacidad de hacer algo o de conseguirlo dura en niños de uno a dos años y medio», dice la psicóloga analítica infantil Elizaveta Ageenko.

Los caprichos del niño: todo lo que los padres necesitan saber al respecto.

Cuna para padres: caprichos de los niños.
Los caprichos, las molestas o las negativas obstinadas a seguir sus peticiones son una verdadera prueba para la paciencia de los padres. Tales métodos de influencia sobre nosotros son típicos de los niños pequeños.

¿Cómo reaccionar ante tal comportamiento? Por lo general, es el miedo a la escena turbulenta lo que te hace seguir el camino de menor resistencia. Sin embargo, esto no significa que siempre estés condenado a ceder.

Existen varias estrategias básicas que ayudan a enfrentar el comportamiento problemático.

En medio de una rabieta, tu hijo es la encarnación del dolor. Se precipita al suelo, pisando fuerte los pies, retorciéndose las manos y gritando con una voz que apenas reconoces. Casi todos los niños entre el año y los tres recurren a las lágrimas y un grito que puede sacudir su determinación de insistir en el cumplimiento del régimen o de cualquier regla.

En 60 a 80% de los niños de 2 a 3 años, los casos de histeria ocurren al menos una vez a la semana y en 20% diariamente.

Los caprichos del niño: todo lo que los padres necesitan saber al respecto.

¿Qué hacer con los caprichos? 4 ejemplos
Lavarse y alimentarse, vestirse y desvestirse, salir a caminar o ir a la tienda: cualquiera de los momentos en la vida de un niño puede volverse repentinamente difícil, y un niño o niña obediente se volverá incontrolable. Por supuesto, no hay un conjunto específico de reglas para la disciplina. Y, sin embargo, si tiene sabiduría y paciencia, definitivamente se encontrarán las mejores maneras de contrarrestar los caprichos del niño.

Ejemplos de tales situaciones son analizadas por la profesora Natalia Chudina.

О admin

x

Check Also

Obtener una respuesta

La pregunta principal es cómo reacciona el niño ante la aparición de un nuevo producto en la dieta. Primero, puede ...

El desarrollo de la inteligencia a través de la música.

— En este momento hay muchos métodos diferentes y programas de desarrollo para niños. ¿Cuál es la peculiaridad de tu ...

Sobre alto y bajo: la presión del embarazo

Los médicos hablan sobre la alta presión de la futura madre cuando el monitor de presión arterial muestra 140/90 mmHg. ...

Los beneficios del contraste de colores para un infante.

En el segundo o tercer mes de vida, el bebé comienza a ver el mundo en colores. Se interesa por ...