Главная » Desarrollo infantil » Menú de verano bebé

Menú de verano bebé

Menú de verano bebé

Todo lo que se requiere de la madre en el verano es reaccionar sensiblemente a los deseos de su hijo. Como regla general, el clima cálido no afecta demasiado el apetito de los bebés: aunque a veces debido al calor, los bebés a veces son traviesos y comen peor durante el día, pero por la noche y por la noche se ponen al día.

El bebé continúa alimentándose a pedido tan a menudo como lo pide. No intente por todos los medios alimentar al niño, incluso cuando pierde uno de los enfoques o come menos de la posición.

De la misma manera, vale la pena actuar en relación con las «artificialidades»: incluso las madres que están observando firmemente el régimen de alimentación pueden desviarse del horario si el bebé lo quiere.

Observe su bienestar: si está alegre, alerta y no pierde peso, entonces su salud está en orden y en un par de días se pondrá al día con todo lo que tiene poco peso. Vale la pena hacer sonar la alarma si la pérdida de apetito no desaparece, y la miga se preocupa y duerme peor.

Los expertos de la OMS creen que los bebés no necesitan ninguna bebida que no sea la leche materna. Sí, y las mezclas modernas, de composición aproximada a la leche de las mujeres, pueden prescindir de la suplementación, si se diluyen con agua exactamente de acuerdo con las instrucciones.

El agua llenará el estómago del niño, tendrá una sensación de saciedad engañosa y succionará menos. Es por eso que los médicos aconsejan darle a un bebé una bebida solo si se sobrecalienta, suda mucho, se seca la piel y los labios.

¿Debo presentar a mi hijo en el verano con nuevos productos?

En el calor, a un niño le puede resultar más difícil transferir las innovaciones, por lo que la introducción de la alimentación o la alimentación de la leche materna en una mezcla no vale la pena en este momento, por supuesto, si la madre tiene una opción. Si bien la edad del niño le permite esperar un poco con la comida, tómese su tiempo: podrá hacerlo en cualquier momento entre los 4 y los 5,5 meses (estos términos se recomiendan para los bebés y la «artificialidad»).

Pero no vale la pena posponer los «complementos» por más tiempo, de lo contrario el niño perderá los nutrientes. Hable con su médico y decida por dónde empezar: con jugo de frutas, puré de verduras o papilla.

Observe exactamente el tamaño de la porción y observe la reacción del bebé.

О admin

x

Check Also

¿Qué sorprendió a todas las madres de recién nacidos?

La mayoría de las madres jóvenes están confundidas por la postura inusual del recién nacido: los brazos están doblados hacia ...

Niño tras año: grandes cambios.

La hija de un año tiene un nuevo juego fascinante: cuando se sienta en una trona, cualquier objeto que caiga ...

Sobre los niños y los buenos modales.

La última pregunta puede ser respondida sin lugar a dudas: «Sí». Después de todo, la esencia de esta cortesía no ...

De acuerdo con las nuevas reglas: cómo elegir un pediatra para un niño

Solía ​​ser como? El alta del hospital de maternidad se envió a la clínica en el lugar de residencia, y ...