Главная » Desarrollo infantil » Mundo del agua (líquido amniótico)

Mundo del agua (líquido amniótico)

Mundo del agua (líquido amniótico)

Gracias al líquido amniótico (también llamado líquido amniótico), el futuro bebé es cálido, tranquilo y calmado. La temperatura de las aguas es de 37 ° C, absorben bien los impactos y ahogan el ruido externo.

Dado que la vejiga fetal está sellada, los microbios de los órganos genitales externos no entran en ella. Además, en el líquido amniótico hay inmunoglobulinas, que protegen bien al hombrecito de posibles problemas.

Además, en el líquido amniótico, el bebé puede nadar mucho y entrena bien los músculos.

El líquido amniótico se forma por la sudoración del plasma sanguíneo de los vasos sanguíneos de la madre y la orina excretada por el bebé. Al final del embarazo, los riñones y los pulmones de un niño comienzan a participar en la producción de líquido amniótico.

Al final del plazo, su cantidad alcanza 1-1.5 litros, y cada tres horas se actualiza por completo.

Casi el 97% del líquido amniótico consiste en agua, en la cual se disuelven una variedad de nutrientes: proteínas, sales minerales (calcio, sodio, cloro). Además, puede detectar células de la piel, cabello y sustancias aromáticas — alcaloides.

Se cree que el olor del líquido amniótico es similar al sabor de la leche materna, lo que permite al bebé recién nacido determinar con precisión dónde está el pecho de la madre.

Gracias al líquido amniótico, incluso antes del nacimiento del bebé, el futuro bebé se familiariza con muchas sustancias aromáticas. Es por eso que en Occidente, en algunas casas de maternidad, los recién nacidos ni siquiera se lavan las manos, por lo que pueden chuparse los dedos, «saborizados» por el líquido amniótico, al olor al que están acostumbrados.

Mundo del agua (líquido amniótico)

Gracias al líquido amniótico, muchas funciones vitales comienzan a funcionar en un niño. A medida que el bebé traga el líquido y lo procesa, se inicia el trabajo de sus riñones (en la vejiga del niño, el líquido amniótico se encuentra ya en la novena semana de embarazo). Más tarde, comienza a «inhalar» el líquido, haciendo el primer y muy importante ejercicio para los pulmones.

Durante el parto, los pulmones se encogen, los restos de líquido amniótico salen de ellos y, justo después de esto, el bebé respira por primera vez.

Debido al hecho de que el niño siempre está en el líquido amniótico, aparece un depósito de grasa blanca en su piel, el llamado lubricante original. Durante el parto, después de una ruptura de las membranas de las membranas, el líquido entra en el canal del parto y las lava, lo que ayuda al bebé a avanzar.

Si el bebé está boca abajo, al comienzo del parto solo se derraman las aguas que están por delante, mientras que el resto lo protege aún más y sale con el nacimiento del niño.

Todo lo relacionado con la condición del líquido amniótico es muy importante para la salud del bebé por nacer. Si se vuelven muy pocos o demasiado numerosos, puede afectar su desarrollo.

El volumen de líquido depende de las características del cuerpo de la futura madre. Por lo general, este indicador varía entre 1 y 1.5 litros, y con el acercamiento de los nacimientos disminuye y hasta las 37-38 semanas alcanza los 800 ml.

Si el líquido amniótico es demasiado pequeño, puede indicar que la madre tiene gestosis, hipertensión, enfermedades inflamatorias crónicas y que el futuro bebé podría tener una enfermedad renal congénita. En cuanto a los polihidramnios, se asocia con enfermedades genéticas, conflicto Rh, inflamación de las membranas fetales y, a veces, ocurre en mujeres que están esperando gemelos.

Un obstetra-ginecólogo puede tener una idea de la cantidad de líquido amniótico durante el examen de la futura madre, sentir su estómago y la ecografía brinda información más precisa sobre esto.

Este es un estudio del color y la cantidad de líquido amniótico con un dispositivo especial de amnioscopio. El tono verdoso del líquido indica una falta crónica de oxígeno en el niño (hipoxia), y el amarillo indica que la condición del bebé ha pasado un punto crítico y debe nacer de inmediato.

La necesidad de una amnioscopia ocurre al final del embarazo, si los médicos necesitan averiguar cómo se siente el bebé, por ejemplo, cuando su espera se retrasa o su madre tiene enfermedades (preeclampsia y otras) que pueden afectar gravemente su salud.

Mundo del agua (líquido amniótico)

Cada quinta mujer tiene una fuga de líquido amniótico antes de la ruptura de la vejiga fetal. Cuando el líquido amniótico comienza a filtrarse, a las mamás les parece que no tuvieron tiempo de llegar al baño (para no confundirse con las conclusiones, distraiga los músculos: puede detener el flujo de orina con este esfuerzo, pero el líquido amniótico no lo hace).

Dado que debido a la fuga de líquido amniótico, una infección puede penetrar en el niño, es imperativo que informe a su médico. Tomará un frotis del cuello uterino sobre los elementos del líquido amniótico y luego decidirá qué hacer a continuación.

Si esta situación ocurre por hasta 34 semanas y el niño no ha madurado los pulmones, los médicos prolongarán el embarazo y acelerarán la maduración de los pulmones con la ayuda de medicamentos. Si la fuga de líquido amniótico se acompaña de una infección: la temperatura aumenta, hay muchos glóbulos blancos en el análisis de sangre y el frotis vaginal, y se acelera la tasa de sedimentación eritrocítica (ESR): la mujer estará preparada para el parto.

Un estudio especial, la amniocentesis, ayuda a los médicos a examinar a fondo la composición del líquido amniótico. Durante este procedimiento, el líquido amniótico se toma para su análisis con una aguja fina a través de una punción microscópica en el abdomen.

El estudio se realiza después de 14 semanas de embarazo para estudiar el conjunto cromosómico del niño (por lo tanto, por ejemplo, se puede detectar la enfermedad de Down) e identificar algunos otros problemas: por ejemplo, la gravedad del conflicto Rh o trastornos del desarrollo del sistema nervioso, riñones, pulmones. A menudo, se prescribe una amniocentesis si el resultado de una ecografía y análisis de sangre (pruebas bioquímicas prenatales) inspira temor en los médicos.

También se recomienda para las mujeres embarazadas en edad madura, porque el riesgo de aparición de la enfermedad de Down aumenta cada año, y después de los 35 años, especialmente rápidamente.

La amniocentesis se realiza bajo control de ultrasonido, lo que significa que el niño no está en peligro. Sin embargo, el riesgo, aunque es muy pequeño, aún permanece: el 0.5-1% de las operaciones pueden desencadenar un aborto.

Es por eso que la amniocentesis no se realiza en caso de problemas con el curso del embarazo (por ejemplo, la amenaza de terminación) o inflamación crónica.

О admin

x

Check Also

Estrenos educativos del canal de televisión “¡Oh! «

En septiembre, un niño pequeño encantador Yevsey en el proyecto «Bukvariy» ayudará a los niños a aprender a leer. En ...

¿Qué tipo de niños se ven perjudicados por la «comida extra»?

Un niño solo se beneficiará de la extensión, otro puede dañarlo seriamente. Tomar la decisión correcta ayudará a evaluar la ...

Nutriendo los sentidos

Tan capaz era Masha. Era lo mejor en la escuela, los padres no sabían ningún problema. Pero en la vida, ...

Criar un niño

En los artículos de esta columna, aprenderá cómo criar adecuadamente a un niño. ¿Cómo criar a un niño líder? ¿Qué ...