Главная » Desarrollo infantil » Niño perfecto

Niño perfecto

Niño perfecto

Hay niños que no necesitan repetir dos veces, que obedecen a la vez y no traen problemas especiales a sus padres. No saltarán al sofá y no intentarán medir la profundidad del charco. Tales niños no se arriesgan a hacer lo que sus padres les prohíben.

A decir verdad, generalmente es más fácil no hacer nada. Con tales bebés es muy fácil.

Su comportamiento está siempre bajo control.

Un niño muy obediente en la familia puede estar orgulloso. Después de todo, la mayoría de los que los rodean admiran.

Pero también hay quienes reflexionan sobre el tema de cómo crecerá este bebé. ¿Tendrá problemas en la edad adulta? ¿Puedes defenderte y decir no cuando lo necesites?

¿Conducirá este comportamiento al otro extremo? ¿Sabría la vida en todos sus aspectos negativos?

Un bebé muy obediente confía inmensamente en sus padres. No cree a qué puede conducir su acto, solo hace lo que se le permitió y no tiene ninguna responsabilidad.

Un niño así no tiene una opinión personal, porque todo está decidido por él. Tiende a escuchar cualquier petición o petición.

Como resultado, con la edad, comienza a producir el llamado «falso yo». El niño piensa que quiere exactamente lo que otros quieren.

No acostumbre al niño a la obediencia incuestionable, debe aprender a tomar decisiones, porque nadie dará recetas preparadas en la vida adulta. Trate de darle a su hijo la oportunidad de tomar una decisión, de expresar sus opiniones.

Permita que su hijo explore el mundo, no imponga muchas prohibiciones.

La obediencia total puede ser peligrosa y la acumulación de emociones negativas. El bebé no sabe cómo o tiene miedo de expresarlos y mantiene todo en sí mismo.

Muestra cómo superar el enojo, el enojo: haz un dibujo aterrador, arruga el papel.

Algunos niños de este tipo son tímidos, esto se debe a la baja autoestima, a la duda. Muestre a su bebé su singularidad, lo que le traerá éxito en la vida.

Hágale saber que lo aman, independientemente de su obediencia o desobediencia.

Niño perfecto

Tal migaja es un verdadero hallazgo para los padres. Él está listo para hacer todas las tareas domésticas disponibles para él. El niño, viendo el polvo en la televisión, agarra un trapo, luego barre el piso y después de la cena lava los platos.

Él limpia los juguetes para él y su hermana mayor. ¿Y en la cabaña? En la casa de campo, él está listo para regar las camas, corre a recoger bayas.

Puedes confiar en ello en todo.

Entonces, ¿cuál es el problema? Los familiares comienzan a utilizar este deseo de trabajar muy rápido. Poco a poco, el bebé comienza a servir a todos.

¡Trae algo, aliméntalo! Sí, y los compañeros entienden que no se negará.

Ensambla juguetes después de un juego conjunto. Cama para llenar — otra vez él.

Los maestros también le piden al pequeño adicto al trabajo que tome los platos en el jardín de infancia, y su deber constante es organizar las sillas para las clases.

Un niño de su edad y mucho mayor puede ser irresponsable y no realizar todas las tareas asignadas a él. Incluso los adultos no siempre se obligan a hacer todo lo que necesitan.

No exijas demasiado del niño. Mientras que para el niño las tareas domésticas es un gran juego.

Por supuesto, es interesante mojar las tazas en el fregadero, ayudar a la mamá a limpiar el polvo, probar cómo funciona la aspiradora o hacer compras. Y los niños, de naturaleza económica, sobre todo les gusta.

Sin embargo, un juego es un juego, y una rutina es una rutina. No imponga demasiado trabajo al niño, no lo convierta en una Cenicienta, acostumbrada al trabajo desagradable o duro, limpie los zapatos para todos los miembros de la familia, saque la basura, lave los pisos.

El niño por costumbre cumplirá todos los requisitos. Después de todo, él cree que esto está conquistando tu amor y favor. Pero, trabajando para el beneficio de la familia, la migaja cierra gradualmente la puerta al mundo de la infancia, el mundo de los juegos y el entretenimiento.

No te pierdas el momento en que el trabajo deja de traer alegría y se convierte en una carga.

Niño perfecto

Y este niño es casi como un adulto. No esperará a que duerma y lea un libro, puede hacer la cama como si pudiera quedarse dormido sin ningún problema. No necesita despertarte por la mañana si se levanta temprano: se lavará los dientes y se lavará, se vestirá y saldrá a jugar.

¡Puede limpiar la nariz de su hermano menor en sus tres años y medio! Un niño muy independiente no comparte particularmente sus sentimientos, no cuenta cómo pasó el día en el jardín.

El niño recibió tal independencia de manera forzada (los padres simplemente no tienen tiempo suficiente para cuidar al bebé), o fue entrenado especialmente para enfrentar las dificultades por su cuenta.

Los padres de un niño así no tienen problemas ahora, no requieren tiempo ni energía, no distraen de sus propios pasatiempos y asuntos. No habrá problemas y cuando crezca la miga.

Él mismo logrará todo en la vida.

Sin embargo, el niño puede experimentar dificultades. Solía ​​resolver todo por su cuenta y no utilizar la ayuda de nadie. Este hombrecito no apelará a sus padres, incluso si la situación es difícil y no puede lidiar con eso.

Él puede tener serias dificultades (cualquier cosa puede pasar en la vida), y nadie lo sabrá.

Sin profundizar en la vida de un niño o participar en él desde la temprana edad, no espere que pueda establecer una comunicación íntima y confidencial con él. Y si aún lo necesitas, no te pierdas el tiempo.

Interésese en las alegrías, los éxitos y los problemas de su bebé. Ayúdalo, participa en su vida, directo.

Después de todo, aprender de los errores de los demás es mucho más fácil que aprender de los demás. Además, el niño exige los límites de lo permitido.

Debe saber qué hacer exactamente qué es imposible, qué es permisible, y cómo sus acciones son verdes.

Sin su participación, el propio niño se sentirá inseguro y solitario. “Si a la madre le importa, prohíbe algo, incluso regaña, significa que ama. Y si una madre proporciona una autonomía completa, ¿cómo sabré que soy muy querida para ella? ”El niño decide inconscientemente.

Limita la independencia por edad, dosifica y libera a tu polluelo del nido con mucho cuidado.

Niño perfecto

En el tercer año de vida, el niño se familiariza con el concepto de «mío»; comienza a darse cuenta de que hay objetos que le pertenecen y cree que esto es parte de su propio «yo». Los intentos de otros niños por tomar el juguete del bebé son percibidos por él como una invasión de él.

Su integridad debe mantenerse. De ahí la protesta tormentosa.

Los niños de esta edad no quieren compartir. Y esto es normal y natural.

En relación con las cosas de otras personas, todavía no existe tal comprensión. Aprende que las cosas de otros niños son de su propiedad, que el bebé todavía no puede.

Así que está tratando de apoderarse de las máquinas o muñecas de otras personas, cuidando cuidadosamente las suyas.

El niño debe aprender a manejar sus propias cosas, sin presiones ni amenazas. A esta edad, necesitas dominar la habilidad de rechazar.

La codicia es una consecuencia del desarrollo del niño, que no es el caso con generosidad. Los niños generosos causan afecto de los demás y el orgullo de los padres. ¡Agradable decir que mi hijo puede compartir, que no es codicioso en absoluto, a diferencia del suyo!

Sin embargo, este orgullo rápidamente da paso al disgusto. El niño lo reparte todo: caramelos, juguetes, regalos caros.

La generosidad inaudita puede ser causada por la soledad de un niño, los celos de un recién nacido en una familia, o los problemas en la relación de los padres, el divorcio, por ejemplo. El pequeño necesita sentir la euforia, y trata de ganar elogios.

Caricia, comunicación con el niño, el tiempo que pasamos juntos, la mejor medicina para la generosidad excesiva.

Un niño puede otorgar amigos, y solo porque quiere ser amigo de ellos, pero no ve otras maneras.

Es necesario explicarle al niño que la amistad descansa en diferentes conceptos. Que los amigos sean apreciados por su amabilidad, su capacidad para jugar, divertirse, dar apoyo, etc.

Es necesario no solo hablarle al niño sobre la amistad sin regalos, sino también a perder la situación con los juguetes («Los amigos nacieron con Mishka solo por sus regalos, y cuando se terminaron los regalos …»). Deje que el niño vea en qué situación puede meterse y asegúrese de encontrar una salida con usted (Bear aprenderá a ser amigos, jugar con otros animales, crear actividades interesantes).

Y no zadarivayte tus migajas de juguetes, no permitas muchos dulces. Tal vez simplemente ya no los necesita, y por lo tanto, sin saber el precio de sus regalos, se separará tan fácilmente de ellos.

О admin

x

Check Also

Estrenos educativos del canal de televisión “¡Oh! «

En septiembre, un niño pequeño encantador Yevsey en el proyecto «Bukvariy» ayudará a los niños a aprender a leer. En ...

¿Qué tipo de niños se ven perjudicados por la «comida extra»?

Un niño solo se beneficiará de la extensión, otro puede dañarlo seriamente. Tomar la decisión correcta ayudará a evaluar la ...

Nutriendo los sentidos

Tan capaz era Masha. Era lo mejor en la escuela, los padres no sabían ningún problema. Pero en la vida, ...

Criar un niño

En los artículos de esta columna, aprenderá cómo criar adecuadamente a un niño. ¿Cómo criar a un niño líder? ¿Qué ...