Главная » Desarrollo infantil » Pienso en mi hijo como un hombre amado «

Pienso en mi hijo como un hombre amado «

Pienso en mi hijo como un hombre amado

En la vida de la pareja madre-hijo, hay un período en el que la madre y el bebé se sienten como un todo. Con frecuencia, las mamás de niños muy pequeños pueden escuchar el uso del pronombre que somos en relación con los «logros» completamente diferentes del niño: «Nos sentamos», «Fuimos», etc.

Este es un mecanismo natural necesario para la preservación de la vida y el desarrollo del niño, que tiene un profundo significado biológico y psicológico. En el período de la simbiosis natural, se produce un «ajuste» mutuo de la madre y el niño, se forman las bases para relaciones plenas durante muchos años. El período de simbiosis natural es bastante limitado en el tiempo; al final del primer año de vida, el niño comienza a separarse de la madre, entrando en la fase de formación de un sentido independiente del yo.

Determinar los límites entre ellos y otras personas se convierte en una tarea psicológica importante para el niño. Este es un proceso largo que afecta la naturaleza de la interacción entre el niño y el adulto: la percepción del niño por parte de la madre cambia gradualmente.

Comprender las dificultades que describe depende de la edad del bebé. Si estamos hablando de la infancia, entonces su participación, la absorción del hijo, es el resultado de un proceso natural de desarrollo. Es normal que una madre esté más interesada en el niño que en su esposo y otros miembros de la familia.

Esto permite que una mujer capture, reconozca y comprenda mejor las necesidades y los deseos del bebé para ayudarlo.

Si estamos hablando de un niño mayor, tal vez las experiencias que está experimentando hablan de la necesidad de una intimidad y apoyo emocional cercanos. Sin embargo, al parecer, usted, por una razón u otra, no los relaciona con su esposo.

A veces, la aparición del niño en la familia conduce a un cambio en la relación de los cónyuges. De marido y mujer, se convierten en la madre y el padre de su hijo, comienzan a percibirse mutuamente no como parejas matrimoniales, sino como padres, en la medida en que responden a las apelaciones no por su nombre, sino por un nuevo estatus: mamá, papá.

Tal cambio en las relaciones dentro de la pareja de padres puede llevar a un enfriamiento de los sentimientos por parte de uno o ambos compañeros, un cambio en la interacción habitual, una pérdida del interés romántico.

Creo que en esta situación una receta: tómese el tiempo y la oportunidad de estar a solas con su esposo. Vaya a su lugar favorito, pase el tiempo que desee antes del nacimiento del niño.

Sin duda, esto revivirá los recuerdos agradables anteriores, refrescará sus sentimientos, lo ayudará a compartir los intereses de su cónyuge nuevamente, aparecerán deseos conjuntos y nuevas metas. Tal ambiente ayudará a su hijo a crecer y desarrollarse en una familia armoniosa, le dará la experiencia de relaciones sanas y plenas entre dos personas amorosas.

О admin

x

Check Also

Estrenos educativos del canal de televisión “¡Oh! «

En septiembre, un niño pequeño encantador Yevsey en el proyecto «Bukvariy» ayudará a los niños a aprender a leer. En ...

¿Qué tipo de niños se ven perjudicados por la «comida extra»?

Un niño solo se beneficiará de la extensión, otro puede dañarlo seriamente. Tomar la decisión correcta ayudará a evaluar la ...

Nutriendo los sentidos

Tan capaz era Masha. Era lo mejor en la escuela, los padres no sabían ningún problema. Pero en la vida, ...

Criar un niño

En los artículos de esta columna, aprenderá cómo criar adecuadamente a un niño. ¿Cómo criar a un niño líder? ¿Qué ...