Главная » Desarrollo infantil » ¿Qué vitaminas son las mejores para las mujeres embarazadas?

¿Qué vitaminas son las mejores para las mujeres embarazadas?

¿Qué vitaminas son las mejores para las mujeres embarazadas?

Es necesario complementar la nutrición de la futura madre con preparaciones, por ejemplo, complejos multivitamínicos, según sea necesario. Primero, todo depende de la calidad de la dieta de la mujer, y segundo, de su bienestar.

E incluso si se le prescribe un medicamento de este tipo, es mejor tomarlo en los cursos, y no todo el tiempo.

Hay sustancias que juegan un papel importante en el desarrollo del bebé en el primer trimestre. Esto es ácido fólico (sin la formación del tubo neural de un niño), zinc (ayuda al desarrollo del sistema inmunológico del niño y fortalece el cuerpo de la madre, protege contra muchos problemas en el desarrollo del bebé, por ejemplo, su cerebro, el sistema urinario). Y, sin embargo, si la futura madre come bien, es decir, su dieta incluye todos los principales grupos de alimentos (lácteos, verduras, frutas, cereales, carne, pescado, grasas) día tras día, no se queja de su apetito y se siente bien, los suplementos multivitamínicos para ella No puedes nombrar.

Pero hay casos en que, en los primeros meses de espera de un hijo, la percepción de la mujer sobre los alimentos habituales cambia: por ejemplo, deja de gustarle el sabor de la carne o la leche. Si los productos que son importantes para el bienestar de la futura madre y el bebé caen en desgracia, la posible falta de nutrientes deberá completarse con la ayuda de multivitaminas.

Los vegetarianos recibirán el mismo consejo, tendrán que tomar suplementos de hierro.

La toxicosis también puede causar una falta de nutrientes en el cuerpo de una mujer. Solo tenga en cuenta que no se trata de náuseas matutinas y vómitos de una sola vez, sino de múltiples «enfoques» que agotan a la futura madre, debido a que ella se siente débil y pierde peso. En este último caso, tanto las multivitaminas como los productos especializados creados para mujeres embarazadas ayudarán a cubrir el déficit de elementos importantes: mezclas (Femilac, Nutritek; Dumil Mama plus, International Nutrition; Olympic, Nutricia), leche (Agu-Ma, Wimm-Bill -Dann; cabra — Amalthea, Bibikol), e incluso papilla (papilla de mamá, Heinz), jugos (Frutoyanya), tés (té para embarazadas y madres lactantes, HiPP).

Pero, incluso después de haber recibido una cita de este tipo, es mejor tomar un curso de preparación multivitamínica, no constantemente, hasta que la situación mejore, y por qué, hablemos de ello un poco más tarde.

Coma un poco y con frecuencia: primer desayuno, segundo desayuno, almuerzo, merienda, cena y el último acercamiento «por la noche» (en este momento usted necesita comer algún tipo de producto lácteo).

Haciendo un menú, tomar decisiones informadas:

  • Si tomaste los pasteles de queso para el desayuno, luego, en el té de la tarde, reemplaza el queso cottage con un producto lácteo con galletas o cereales;
  • si el primer día fue escabechado, sopa de papas o fideos, y no sopa de verduras, cocine las verduras como guarnición para el segundo plato;
  • El guiso de verduras al horno será reemplazado por guisos, empanadas de zanahoria, repollo, etc.

¿Qué vitaminas son las mejores para las mujeres embarazadas?

Las necesidades del cuerpo de la futura madre están aumentando, porque el bebé está creciendo. Y, de nuevo, si el embarazo va bien, la mujer se alimenta pensativamente, no se queja de su apetito y la expectativa del niño no coincide con el invierno y la primavera, no es necesario complementar la dieta con medicamentos.

Y para tomar tales «suplementos», como ya se mencionó, el mejor curso. El hecho es que la experiencia de las observaciones de los obstetras-ginecólogos muestra que los hijos de mujeres que tomaban multivitaminas constantemente, con mayor frecuencia, nacen en grandes cantidades.

Además, el embarazo no es una enfermedad, para requerir algún apoyo serio con preparaciones multivitamínicas, especialmente porque nuestro cuerpo tiene cierta capacidad para regular sus necesidades.

Al mismo tiempo, hay un grupo de productos a los que las madres embarazadas deben prestar atención. Se llaman enriquecidos, o funcionales.

No solo nos suministran energía y sustancias útiles, sino que también mejoran la inmunidad y protegen contra diversas enfermedades. Incluyen multivitaminas, microelementos y otros componentes valiosos: fibra dietética (regulan los intestinos, metabolismo, eliminan toxinas del cuerpo), ácidos grasos poliinsaturados (protegen contra las enfermedades cardiovasculares y aumentan la inmunidad), prebióticos (estas sustancias ayudan a beneficiar bacterias intestinales para crecer y fortalecer la inmunidad) y probióticos (bifidobacterias y lactobacilos).

Muchos de ellos se pueden encontrar en los productos de la serie NEO, Immunel; BioMax; El Dr. Beefy (Wimm-Bill-Dann); Bio Balance (Unimilk); Gefilus, Valio; Aktilayf (planta lechera de Ochakov); Activia, Actimel (Danone). Los estudios científicos han demostrado que este último grupo de productos previene la aparición de alergias en el bebé. Especialmente si su madre los alimentó en el tercer trimestre del embarazo y durante la lactancia.

Y los pro y prebióticos ayudarán a la mujer a sobrellevar los problemas digestivos.

En cuanto a los suplementos dietéticos, este concepto es complejo y. muy de moda En principio, incluso pueden incluir algunos complejos de probióticos, sin mencionar las multivitaminas.

Solo un médico puede prescribir a sus futuras madres si es necesario, y el tiempo para tomar dichos medicamentos también debe ser limitado en el tiempo.

¿Qué vitaminas son las mejores para las mujeres embarazadas?

Es aconsejable que su médico le recete un multivitamínico además de la nutrición de la futura madre, y solo si es necesario. Las estadísticas muestran que la antigua tradición de escribir tales complejos para todas las mujeres embarazadas, sin excepción, dio origen a una tendencia insegura: el nacimiento de niños innecesariamente grandes. Ahora esta cifra ha aumentado en un 30−40%.

El problema es que el peso del bebé complica el curso del parto y, debido al riesgo de lesiones, a menudo terminan con una cesárea. No solo las multivitaminas conducen a este resultado, sino las terapias metabólicas que ahora se recetan a menudo (como los obstetras llaman complejo de nutrientes que aumentan el flujo de sangre al futuro bebé).

Por supuesto, debemos recordar que los resultados de los estudios en los últimos años muestran que las futuras madres, independientemente de la edad, la estación y el lugar de residencia, a menudo experimentan una escasez de vitaminas y oligoelementos. La deficiencia es de hierro, yodo, zinc, cromo, ácido fólico, biotina, vitaminas del grupo B, así como A y D. Estas deficiencias tienen un efecto grave en el desarrollo del bebé y el bienestar de la futura madre, por lo tanto, no deben permitirse. Por otra parte, el nombramiento de complejos multivitamínicos da resultados.

Se sabe que la introducción de calcio en la dieta de las mujeres embarazadas a partir de la semana 23 de embarazo reduce el riesgo de parto prematuro en 3 veces y 2 veces la frecuencia de los bebés con bajo peso al nacer. Pero no todas las mujeres enfrentan tales riesgos, y no todas las pacientes carecen de vitaminas y minerales.

Entonces, cada mujer necesita su propio enfoque.

Las frutas y verduras crudas suministran a nuestro cuerpo con fibras dietéticas maravillosamente beneficiosas. Durante el día, debes comer entre 300 y 500 gramos de vegetales, 300 gramos de frutas y beber 200 ml de jugo fresco.

Y la futura madre y el obstetra, que dirige su embarazo, deben prestar más atención a la calidad de la nutrición. Este es el primer paso para prevenir una posible escasez de sustancias valiosas, cuya necesidad durante el embarazo aumenta 1.5 veces, debido al aumento del metabolismo, la transferencia de algunas de ellas al bebé, las pérdidas durante el parto con la placenta y el líquido amniótico Posteriormente con leche durante la lactancia. Se cree que una dieta diaria balanceada contiene suficientes vitaminas, oligoelementos y otras sustancias importantes para la futura madre, lo que significa que no necesita soporte multivitamínico.

Los principios de la nutrición son conocidos: el énfasis principal debe ponerse en las proteínas, no para perder de vista las grasas y limitarse a los carbohidratos. El médico hace la dieta de cada futura madre por separado, teniendo en cuenta su peso inicial, y habrá más prohibiciones para las mujeres con sobrepeso.

Al mismo tiempo, hay sustancias que los obstetras recetan a todas las mujeres embarazadas en ciertas etapas del embarazo. Estamos hablando de ácido fólico y vitamina E, deben comenzar a tomar 3 meses antes del embarazo y antes de la semana 16.

Estos elementos reducen el riesgo de anomalías en el desarrollo del sistema nervioso del niño. Todas las demás citas de las madres embarazadas deben hacerse solo si realmente tienen una necesidad.

О admin

x

Check Also

Captura positiva: ejercicios para el estado de ánimo

Hola sol Este ejercicio está tomado de yoga. Para que la mañana sea realmente buena y para que el día ...

Ampliando el menú: productos útiles para todos los días.

Hemos compilado una lista de productos realmente útiles que deben introducirse en su dieta de forma regular (al menos una ...

La vida personal después de un divorcio: consejos para mamá

«Estaba preocupado por mi hijo cuando, un par de meses después de nuestro divorcio, mi padre lo presentó a su ...

Vida personal de nuevos padres.

Felices padres: ¿Cuánto tiempo tarda una mujer en recuperarse del nacimiento de un bebé? ¿Cuándo está lista para el sexo ...